¿QUE APLICAMOS FRÍO O CALOR?

Una de las dudas que solemos tener  cuando sentimos alguna molestia durante los entrenamientos o partidos es si utilizar calor o frío, voy a intentar aclarar para que es cada cosa y sobretodo tener presente que decisión debemos tomar para recuperarnos lo antes posible y lo más importante prevenir cualquier lesión que nos pueda echar por tierra la temporada, tenemos que llegar al final de la misma en las mejores condiciones posibles tanto físicas como psicológicas.

12236789_864512006980466_187764270_o

 EL CALOR Y EL FRÍO COMO TERAPIA

Como regla general, el frío es preferible al calor para ser utilizado de inmediato después de cualquier tirón o lesiones agudas. En las lesiones crónicas y durante el período que sigue a una lesión aguda, la combinación de calor y frío resulta muy beneficiosa. El frío y calor producen efectos similares en cuanto que ambos ayudan a disminuir el dolor y los espasmos, pero son diferentes en el efecto que producen sobre la tumefacción y la flexibilidad. El conocimiento de las principales características del calor y el frío pueden ayudarnos a saber que hacer en cada momento.

El calor incrementa la flexibilidad, músculos, tendones y ligamentos se relajan con el calor, éste reduce el dolor y disminuye el espasmo muscular y la rigidez, incrementando asimismo el metabolismo celular, que aumenta el flujo sanguíneo, así cuando aplicamos calor a una lesión grave, la tumefacción aumenta porque hay más flujo de sangre hacia la zona afectada, NO ES ACONSEJABLE QUE AUMENTE LA TUMEFACCIÓN.

El frío es un método excelente para aliviar el dolor porque reduce la sensibilidad de la zona, ya que provoca una disminución de la capacidad de los nervios para conducir los impulsos, el frío reduce el metabolismo y el flujo sanguíneo y por tanto disminuye la tumefacción, también reduce los espasmos al inhibir la capacidad de los músculos a la concentración aumentando la rigidez y disminuyendo la flexibilidad.

DONDE Y CUANDO UTILIZAR CALOR

El calor tiene un uso limitado en las lesiones deportivas, algunos Fisioterapeutas y Osteópatas creen que nunca debería utilizarse (yo nunca lo utilizo en mi clínica ni se lo recomiendo a mis pacientes). Ciertamente nunca debe recurrirse al calor en caso de lesiones agudas, pero puede ser beneficioso en las lesiones crónicas. Algunos ejemplos son el dolor de espalda crónico o las lesiones por sobrecarga que producen tirones en los músculos grandes en estos casos el calor puede  ayudar a reducir los espasmos y la rigidez.

El calor se puede aplicar de varias formas mediante el uso de lámparas caloríferas, paños calientes húmedos o secos, agua calientes en bolsas, siempre debemos asegurar que la piel esté protegida y  es preferible aplicar el calor suave  con una duración mínima de 30′, en lo posible evitar el calor fuerte ya que este lo único que va hacer es dañar la piel, el calor suave siempre penetra mejor y relaja más el músculo.

DONDE Y CUANDO APLICAR FRÍO

La crioterapia o lo que es lo mismo la terapia con frío, se utiliza para todo tipo de lesiones agudas, como contusiones, esguinces, distensiones y fracturas, el frío detiene la hemorragia y reduce el dolor, los espasmos y la tumefacción, el frío puede resultar beneficioso en las sobrecargas, en los dolores crónicos y en la fase de recuperación de una lesión.

En el caso de lesiones agudas, hay que aplicar frío inmediatamente y si tenemos una lesión crónica lo aplicaremos después del entrenamiento o partido, tenemos que evitar aplicar frío durante más de 20 minutos, la piel sometida a una terapia de frío pasa por cuatro estados, frío, quemazón, dolor y entumecimiento, cuando la zona se entumezca, retirar el hielo, el proceso dura de 15 a 20 minutos.

El frío puede aplicarse mediante compresas sintéticas o mediante bolsas con hielo o vasos de hielo, los coldpachs (compresas de frío) alcanzan temperaturas tan bajas como las del hielo en 3 segundos, se amoldan a  la zona lesionada fácilmente y son reutilizables, el inconveniente es que son más caras que el hielo. Podemos llenar una bolsa con cubitos de hielo y colocarla en la zona afectada durante 10 minutos.

La mejor forma de tener frío a mano para poder utilizarlo sobre la marcha , es comprar vasos de papel, llenarlos de agua y ponerlos en el congelador, una vez congelados están listos para usar, vamos recortando el papel dejando libre el hielo para aplicarlo, eso si cogemos un paño seco y lo pasamos por el hielo por si queda algún trozo de hielo no uniforme  que nos pudiese cortar, nunca mantendremos el hielo fijo en una zona, realizaremos movimientos circulares sobre la piel, es ideal para aplicar después del entrenamiento sobre las molestias que suelen aparecer al terminar un entrenamiento o partido.

Un consejo que doy a todos los pacientes es que no dejen nunca de ir un día en semana a la playa para poner sus piernas en remojo durante 30′, es la mejor terapia para prevenir sobrecargas y futuras lesiones, el mejor balneario que tenemos en Tenerife son sus playas, no hay nada que mejor que al terminar un entrenamiento duro recuperarse con un buen baño en el mar.

Anuncios

Acerca de perezlima

Ex árbitro de Primera División Comentarista deportivo Escritor y conferenciante

Publicado el septiembre 19, AM en Actualidad, Conferencia, Jornadas, Reflexiones, Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: